El diseño del edificio destaca por su modernidad -la fachada principal tiene una 'cortina' de malla metálica semitransparente, a modo de gran telón-, y ha tratado de rentabilizar al máximo la superficie existente.

Tiene un escenario de 250 metros cuadrados, un aforo de 700 butacas cn visibilidad con una pendiente del 8 al 9%, y consta de sótano, planta baja, tres pisos, planta del 'peine', más cuatro espacios para discapacitados con platea y anfiteatro.

La climatización parte del suelo, de abajo a arriba, para que sea más efectiva y silenciosa, lo que se unirá a unos paneles absorbentes situados en las paredes para evitar ecos. Además habrá unos espacios muy amplios para exposiciones, conferencias, oficinas y salas de ensayo.